Saltar al contenido
Parque para Perros

Cómo Enseñar a tu Perro para que Deje de Pedir Comida

como evitar que mi perro pida comida

Que tu perro no pare de pedir comida es un problema común de comportamiento al que nos enfrentamos muchos dueños de perros. Aunque enseñar a un perro a mendigar en el momento justo es un buen truco, puede ser frustrante tener a tu perro pidiendo comida cada vez que estás haciéndote la comida o te sientas a comer. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para que tu perro deje de pedir comida.

Usar un comando “A tu Sitio”

Una manera de evitar que los perros supliquen es enseñarle a tu perro a ir a su lugar cuando se le ordena. El “sitio” puede ser cualquier cosa, desde la alfombra debajo del fregadero hasta el lugar de descanso del perro.

Practica este comando, y siempre que te sientes a comer, haz que tu perro vaya a su sitio. Si no permanece allí mientras estás comiendo, saca al perro de la habitación (o sal tú mismo de la habitación, si te resulta más fácil) durante uno o dos minutos, y luego vuelve a intentarlo de nuevo.

Mantener al perro ocupado

Puedes guardar un juguete especial, como un juguete Kong, para dárselo a tu perro durante tus propias comidas. Esto mantendrá al perro ocupado con algo que le gusta y te dará la oportunidad de disfrutar de tu propia comida en paz.

Otra opción es alimentar a tu perro al mismo tiempo que comes. Coloca la comida en el suelo mientras dure tu comida. Ignora al perro si viene a ti y te suplica. Cuando termine su comida, recoge el comedero, ya sea que se lo haya comido o no. Tu perro aprenderá rápidamente que necesita comer su propia comida a la hora de comer si no quiere pasar hambre.

Haz que tu perro trabaje por ello

Muchos entrenadores de perros recomiendan entrenar a un perro para que trabaje por cualquier recompensa, un método que a menudo se conoce como “nada en la vida es gratis”. Las recompensas incluyen comida, atención, paseos y cualquier otra cosa que tu perro disfrute.

Haz que tu perro se siente antes de que le pongas su comida en el suelo. Tu perro aprenderá rápidamente los comportamientos que le gustan (es decir, los que le dan lo que quiere). Empezarás a ver menos de los comportamientos no deseados como mendigar porque nunca será recompensado por este tipo de comportamientos.

Problemas y pruebas de comportamiento

La clave para evitar que un perro suplique es la consistencia. Si tienes un cachorro que nunca prueba la comida humana, no sabrá lo deliciosa que es esa comida y lo que le falta. Es importante que cualquiera que coma alrededor de tu perro esté en la misma postura que tú. Haz unas reglas en casa para que nadie alimente al perro con otra cosa que no sea su propia comida y golosinas. Cuando tengas visitas, asegúrate de que ellos también lo sepan.

Por mucho que intentes mantener esta regla de no dar de comer en casa al perro comida que no es la suya, debes estar igual de atento cuando lleves a tu perro a cualquier otro lugar donde haya comida. Asegúrate de informar a tus amigos y familiares de que tu perro no recibe comida en los picnics, en las comidas al aire libre o cuando vengas de visita. Deben respetar tus deseos.