Saltar al contenido
Parque para Perros

Cómo Evitar que mi Perro se Haga pis en Casa

cómo evitar que mi perro se haga pis en casa

Cuando tienes un perro, sabes que los accidentes ocurren. Sin embargo, puede ser muy frustrante si su perro adulto está orinando constantemente dentro de casa. La micción inapropiada es un problema que debe tratarse lo antes posible. El primer paso es averiguar por qué su perro se está haciendo pis dentro de casa. Hay algunas razones diferentes por las que los perros muestran un comportamiento urinario inapropiado.

¿Por qué orinan los perros dentro de casa?

A menudo llamado “micción inapropiada” por los veterinarios, orinar en casa es un problema relativamente común en los perros, pero generalmente se trata durante la etapa de cachorro. Si su perro es un cachorro, es posible que el adiestramiento aún no esté completo. El entrenamiento en casa puede tomar un tiempo, y es posible que necesite revisar los pasos a medida que avanza.

Si su perro está definitivamente entrenado para hacer pis fuera de casa y se ha empezado a orinar dentro tiempo después de haber completado el entrenamiento, entonces hay otras razones potenciales para este comportamiento. Es esencial descartar primero los problemas de salud antes de investigar las causas conductuales de la micción inapropiada.

Si su perro adiestrado y comienza a orinar en casa de nuevo, existen varias causas potenciales para ello.

Perros que envejecen

Los cachorros pueden tener accidentes cuando se les entrena en casa, pero la vejez puede provocar otras causas de accidentes urinarios. Las formas de demencia o senilidad pueden ocurrir en perros que envejecen, llevando a que se puedan hacer pis dentro de casa. Estos perros pueden olvidar su entrenamiento del comportamiento que tienen que tener en casa o simplemente olvidarse de dónde están.

Otros problemas de salud, como la insuficiencia renal, tienden a aparecer también en la vejez. Esta es otra razón para que su veterinario se involucre de manera temprana y a menudo En algunos casos, la demencia puede manejarse de alguna manera con medicamentos y suplementos. Muchas personas que viven con perros mayores que tienen problemas urinarios también eligen usar pañales de perro o forrar la ropa de cama del perro y otras áreas frecuentadas con almohadillas absorbentes.

Problemas de Comportamiento

Una vez que su veterinario haya descartado todos los problemas de salud, es probable que usted y su perro se enfrenten a un problema de comportamiento.

Algunos perros, especialmente los machos, muestran comportamientos de marcado. El marcaje a menudo es impulsado por las hormonas sexuales, pero puede convertirse en un hábito y continuar incluso después de haber sido alterado.

Otra posibilidad es que su perro pueda estar exhibiendo micción sumisa o excitante. Esto puede suceder si su perro se siente intimidado por alguien o algo. Es común que algunos perros orinen cuando alguien está parado sobre ellos y mirando hacia abajo, especialmente si el perro es joven o temeroso. Los perros también pueden orinar de manera inapropiada cuando están ansiosos y estresados.

Examine la situación en su casa para determinar si algo en el ambiente podría desencadenar este tipo de comportamiento en su perro. ¿Ha añadido recientemente una nueva mascota al hogar? ¿Ha habido una adición humana a la familia, como un nuevo bebé? Los perros son a menudo muy sensibles a este tipo de cambios ambientales.

Su perro también puede estar ansioso por una situación al aire libre que podría provocar una micción inadecuada. Tal vez su perro vio a otro perro, escuchó un proyecto de construcción ruidoso cerca, o vio algo más que le molesta.

Hagas lo que hagas, no te rindas con tu perro ni lo regales. ¡Puedes superar esto! Por supuesto, es posible que necesite ayuda adicional. Mientras tanto, tenga paciencia con su compañero canino y trate de aplicar alguno de estos sencillos consejos para ayudar al perro con su problema.

  • Vuelva a entrenar a su perro: Puede ser útil volver a empezar con el adiestramiento y repetir los pasos.
  • Aumente las salidas a la calle: Lleve a su perro afuera a orinar inmediatamente después de beber, comer y despertarse de las siestas. Recompense a su perro por hacer pis en los lugares apropiados.
  • Identifica el detonador: Trate de averiguar si hay un desencadenante o un estímulo en el entorno de su perro que le incite a orinar en su interior. Elimine el gatillo si es posible, enséñele a su perro a vivir con él o cambie cualquier elemento que pueda para calmar la ansiedad de su perro; por ejemplo, evite las fuentes de miedo cuando salga a caminar, como el perro agresivo del vecindario o el área donde se está llevando a cabo dicha “ansiedad”. Ponga música (aquí tengo un artículo sobre ello, y con una selección especial de música para perros) o use una máquina de ruido blanco en casa si hay ruidos fuertes fuera.
  • No golpee ni grite: Evite castigar o gritar a su perro por orinar en casa. Esto probablemente será contraproducente. Castigar a su perro puede hacer que tenga miedo de orinar delante de usted (incluso al aire libre), lo que podría provocar más accidentes en interiores.
  • Limpia bien: Limpie a fondo cada accidente lo antes posible con un limpiador enzimático que elimine el olor. Así su perro no reconocerá el olor de la orina y no pensará que en el interior es un lugar aceptable para hacer pis.
  • Obtenga ayuda profesional: Si ya lo ha intentado todo y sigue sin poder avanzar con el problema de su perro, considere la posibilidad de que un adiestrador canino o un especialista en conducta participe en una sola consulta o en sesiones frecuentes, según sea necesario.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario.